Decoración

Puffs and Rooms

19 de noviembre de 2014

Un puff por habitación. Así tendría que ser en todas las casas. Porque los puffs nos sacan de muchos líos: ¿Demasiados invitados en casa? Ponles un puff y un café. ¿Que el niño no quiere estudiar? Ponle un puff y los libros. ¿Qué el marido está más pesado de lo normal? Ponle un puff y futbol en la tele.

¿Y qué es un un puff? Es el mueble más simple: está relleno de material blando cubierto por una tela rígida que puede ser de diferentes texturas: cuero, tejano, o incluso plástico. En los últimos años, se ha puesto muy de moda enfundarlos con tapizados de lana o de trapillo. Su gran característica es que están rellenos de pequeñas partículas de poliestireno, haciéndelos adaptables a diferentes espacios y usos. Esta estructura hace que parezca un gran almohadón, ya que carece de patas y toda su base reposa sobre el suelo. Es por eso que los puffs suelen ser redondos, pero son tan adaptables que también los encontramos ovalados, cuadrados o en forma de sillón.

Puffs Tiendeco Room 910

Todo esto hace que el puff sea una pieza auxiliar que nos puede servir para muchas cosas. Se me ocurren algunas:

  1. Para sentarse: el puff nació como silla, no hay que olvidarse de eso. Es una asiento informal, pero un asiento al fin y al cabo.
  2. Para reposar los pies: el puff se puede convertir en nuestro mejor aliado para ver la tele y descansar las piernas. Momento relax = momento puff.
  3. Para dejar cosas encima: las llaves de casa, el móvil, la cartera, la tarjeta del bono de transporte… El puff se puede convertir en esa mesa auxiliar para nuestras pequeñas e importantes cosas.
  4. Para esconder cosas adentro: Algunos puff son muebles de almacenamiento, donde podemos colocar en su interior todo aquello que no queremos dejar ver a simple vista. ¡Muy práctico!
  5. Para hacer ejercicios de yoga y/o pilates: Para aquellos que hagan gimnasia en casa de la disciplina que sea siempre va bien un puff consistente pero agradable al tacto para realizar ejercicios específicos

 

 

¿Qué más podemos decir de los puffs? Como hemos visto, es un mueble totalmente versátil y muy útil por su ligereza, que permite trasladarlo solo en los momentos en que se va a utilizar. También son ideales para pisos de estudiantes, cuartos infantiles, apartamentos pequeños y espacios exteriores como jardines o terrazas. Por eso se ha convertido en un complemento ideal de decoración, que se adapta perfectamente al peso y al cuerpo de la persona permitiendo máxima comodidad y ligereza.

Siempre puede ir bien tener un puff o varios en casa. Aparte de decorar nuestro hogar, son de gran utilidad y la variedad y originalidad de los puffs cada vez es mayor.

¡Nos gustan los puffs! ¡Pon un puff en tu room!

También pueden gustarte estas entradas

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies